El Celta convence en la enésima exhibición de Gabri Veiga

Gabri Veiga celebrando su segundo gol ante el Valladolid
Gabri Veiga celebrando su segundo gol ante el Valladolid | Redes @LaLiga

Los celestes suman tres puntos vitales para alejarse del descenso en un partido muy completo a todos los niveles

El RC Celta no solo ha vencido por 3 goles a 0 al Real Valladolid, sino que ha cuajado su mejor partido en lo que va de temporada. El ‘Fútbol de salón’ volvió a escucharse en Balaídos en un partido en el que los celestes pasaron por encima de su rival con un estilo de juego muy equilibrado, donde el ataque y la defensa estuvieron a la altura. Aún así, resultado corto para lo que se vio sobre el terreno de juego, con un conjunto vigués que pudo aumentar su renta, ya que gozó de numerosas ocasiones para hacerlo.

La figura del partido ha vuelto a ser, una semana más, el ‘Príncipe de las Canteras’, Gabri Veiga, quién se ha vuelto a salir con un doblete y una asistencia para el tanto de Seferovic. El de O Porriño se ha convertido por méritos propios no solo en el jugador revelación de lo que llevamos de campeonato, sino que podría entrar en el núcleo de los mejores jugadores de la temporada. Sus cifras, 8 goles y 3 asistencias, lo avalan, y son pocos los jugadores que han participado en tantas jugadas de gol como el nuevo número 24 del Celta.

Esta victoria coloca al Celta en la 13ª posición con 27 puntos sumados. La única nota negativa es que los de abajo también están puntuando y el descenso lo abre el Valencia con 23 puntos. El Celta se enfrentará a Osasuna (11º con 30p) el próximo lunes 6 de marzo a las 21:00.

Gabri Veiga marca el camino

El encuentro comenzó con el homenaje del club celeste a Eusebio Sacristán, quién fue el encargado del saque de honor como primer embajador del Celta para su Centenario. Un Eusebio que se emocionó al ver y sentir el cariño de la afición en un momento muy especial para el.

De ahí se dio paso al fútbol, donde el Celta fue claramente superior al Real Valladolid. Aunque en los primeros compases parecía que el balón no quería entrar, con un palo de Aspas y otras ocasiones de peligro que se marcharon al limbo, los celestes consiguieron ver puerta con el debut goleador de Haris Seferovic, que coincidió también con su primera titularidad. Un centro de Hugo Mallo lo peinó Gabri Veiga dentro del área, para conectar en el segundo palo con el jugador suízo, que con un remate de cabeza picado superó a Sergio Asenjo.

Un Gabri Veiga que volvería a ser protagonista en la siguiente acción, esta vez en una faceta que empieza a ser común en los ataques del Celta, la de llegador. La promesa celeste aprovechó un balón suelto dentro del área después de la internada de Aspas para mandarlo al fondo de la red con un latigazo, aumentando así la ventaja de los vigueses en el marcador.

Tarde de fútbol redonda en Balaídos

Ya en la segunda mitad, Pacheta, técnico del Real Valladolid, apostó fuerte de inicio con varios cambios, con el objetivo de darle la vuelta al marcador. Algo que no dejó que sucediese el cuadro celeste, ya que con una presión alta, al igual que hiciera en la primera mitad, dificultaba la salida de balón del rival, lo que le permitía robar y generar en campo contrario.

Las ocasiones se sucedían y el partido se jugaba en campo pucelano cuando llegó el tercero para el Celta, segundo en la cuenta de Gabri Veiga. Jugada de toque de los celestes en la que Iago Aspas ve la subida de Galán internándose en el área, pase atrás de éste para Luca de la Torre, cuyo disparo se topó con Asenjo, pero que terminó en las botas de Gabri, quién de volea dejó el partido visto para sentencia.

Con el 3-0 instaurado en el marcador, Carvalhal empezó a mover el banquillo, permitiendo que varios futbolistas se llevasen su ovación. Y con ello dio entrada a jugadores que necesitan recuperar la confianza y también dio oportunidades a otros como Carlos Domínguez o Hugo Sotelo, quién a punto estuvo de quitarle las telaraña a la portería defendida por Sergio Asenjo.

En el tramo final del partido el Valladolid se quedó con un jugador menos por la expulsión de Amallah, después de una entrada muy fuerte sobre Franco Cervi. Unos últimos minutos en los que el Celta fue dueño y señor de la pelota, mientras que Balaídos era una fiesta. Lo único preocupante fueron las salidas de Fran Beltrán y Luca de la Torre, ambos con molestias.

El mejor Celta de la temporada

Con el paso de las jornadas se venía atisbando a un Celta muy superior en la táctica y el físico con respecto al de hace unos meses. Algo que hoy ha quedado demostrado, ya que el equipo se ve mucho más trabajado en su conjunto, pero también en las individualidades propias de cada jugador.

En defensa, Aidoo y Unai Núñez cada vez se entienden más y empiezan a conformarse como una pareja de centrales muy sólida. En los laterales parece que Carvalhal ha recuperado el mejor nivel de Javi Galán, incombustible en el día de hoy, e incluso se ha vuelto a ver al Hugo Mallo de siempre, siendo fundamental en el segundo tanto del día.

En ataque todo funciona como la seda. Orquestado en el centro del campo por Fran Beltrán y puesto en marcha por los jugadores de más calidad del equipo. Dejando a un lado a Iago Aspas y Gabri Veiga, hay que destacar el nivel que están mostrando tanto Luca de la Torre como Carles Pérez, ambos siendo diferenciales en el uno contra uno y encontrando líneas de pase para conectar con los delanteros.

En definitiva, salvo algunas modificaciones propias de cada partido, Carlos Carvalhal parece haber encontrado su once y una manera de jugar que es efectiva y gusta a la afición. Además, el equipo ha demostrado los mimbres para salir de la parte baja de la tabla y mirar a cotas más altas.