Números redondos en Tercera

Ramón atrapa un centro lateral | muchacalidad.com

Quedan tres jornadas para el final y en la reciente, la del pasado fin de semana, unas cuantas cosas curiosas como que tres de los cinco primeros no ganaron – cierto que Fabril y Ourense jugaban entre ellos, pero la victoria de uno sobre el otro no se dio – y que dos de los que aún luchan por escapar del descenso directo jugaban uno contra el otro: ganó el Silva y perdió el Arzúa. Pero es que de los otos dos que están impregnados por las microgotas de la cascada de los descensos por arrastre, Paiosaco y Barco, los de Valdeorras también vencieron, y a uno de los de arriba, al Villalbés. La Tercera está a tope.


Por arriba, Fabril y Arosa luchan por el ascenso directo; el Rápido no llegará al primer puesto, pero se aseguró la presencia en la fase de ascenso; el Villalbés y el Ourense sienten aún la amenaza del Gran Peña y del Somozas.
Por abajo, desahuciado el Choco, el Arzúa está casi descendido al estar a seis puntos del Viveiro, porque bajarán cinco – aunque podrían ser cuatro o seis -, y los demás, incluido el Somozas, están metidos en la pelea por la permanencia.
En ese contexto, la jornada también tuvo sus curiosidades numéricas redondas protagonizadas por el duelo entre Rápido de Bouzas y Gran Peña, la amarilla al racinguista Joel, y el At. Arteixo como antítesis del juego limpio.

El décimo derbi local gallego en la historia de las ligas españolas es también el 300

Si hablábamos del Rápido y el Gran Peña, aquí tenemos el primer dato. Son dos equipos muy históricos, tanto que la primera vez que se enfrentaron en categoría estatal fue en la Tercera de la temporada 1965/66. Chamorro adelantara a los grampeñistas en el minuto 57 y Pepiño igualara para los de Bouzas once minutos después (La Florida, 12/10/1965). Los números redondos del dato tienen que ver con que el enfrentamiento entre estos dos clubs siempre será el décimo en la historia de los derbis locales gallegos en categoría estatal. Hasta 30 derbis de estas características se han jugado en Liga, en categoría masculina, siendo el último el protagonizado entre Atios y Pontellas, ambos del ayuntamiento de Porriño. Además, el segundo dato redondo es que el partido jugado en el Pujales es el 300 de estas características, también en categoría masculina. Lejano queda el primero, un Berbés-Turista en Balaídos, ganado por los de Lavadores por 1-3 el 22/10/1944. Miguel, Pepiño y Pepe marcaran para los visitantes y Montenegro recortara a tres minutos del final.

Gol 500 del actual torneo

Hubo que esperar al último partido de la jornada para ver el gol 500 de la Tercera gallega 2022/23. Antes, Aarón (Somozas), que hizo el 497 y el 498, e Iker (At. Arteixo), que anotó el 499, pusieron en bandeja que el del medio centenar se celebrase en O Morrazo. Llegó al comienzo del segundo acto cuando Mauro, batiendo al vivariense Casillas, inauguró la cuenta a favor del Alondras. Paralelamente, con ese gol materializaba el 500 del torneo. Luego, el cuadro rojiblanco remataría el choque con un concluyente 3-0 ante los mariñanos. Es la segunda vez que los morracenses se ven envueltos en un tanto centenario en la actual Liga. Fueran víctimas del 300 en la remontada del Paiosaco producida en la jornada con la que se cerraba la primera vuelta. Sobre ese dato, teniendo en cuenta que la media de tantos por fecha es de algo más de 18, difícilmente se anotarán más goles en la segunda vuelta que en la primera. Faltan 98 y solo quedan tres jornadas.

Tarjeta amarilla 1.000

Descontando las dobles amarillas, la pasada jornada también se sumó la tarjeta amarilla mil de la competición. Parece como si el Racing Villalbés tuviera un regusto especial por asociar algún hecho estadístico a dicha cifra. Si en la jornada 20 era Marcos Álvarez el que hacía el gol 1.000 de la Tercera gallega como quinto nivel del fútbol español, ahora es el central Joel quien veía como el compostelano Miguens Santiago le enseñaba la amarilla simple número 1.000 de la presente Liga. Más allá de esta reseña, la jornada se cerró con 41 más, que hay que añadir a las 28 dobles amarillas y las 45 rojas directas, que elevan la cifra de amonestaciones a 1.142. La primera se la mostrara Iñarrea García a Amaya (Ourense) a los 16 minutos del duelo entre los rojillos y el Rápido de Bouzas en el partido inaugural del torneo (10/09/2022).

At. Arteixo, primero en superar las 100 amonestaciones

Sin abandonar al lado disciplinario, también en la jornada 27 se produjo el hecho de que un equipo superase las 100 amonestaciones en el campeonato liguero. 104 son las tarjetas que le han mostrado al cuadro arteixán a lo largo del torneo. Así son, desde la primera vista por Marcos, a los 29 minutos del partido casero contra el Gran Peña, hasta la roja vista por el segundo técnico, Jesús López, en el último minuto del intenso partido que los atléticos jugaron en el Novo Municipal de A Estrada. Pero, ¿quién vio la 100? El sancionado con la centenaria fue Vela, el lateral reconvertido, a los 55 minutos. Mucho a colaborado el staff técnico rojiblanco para que se alcanzase esta cifra. Son el banquillo más amonestado de la categoría con 10 amarillas, 1 doble y 2 rojas directas. En cuanto a jugadores, los más castigados son Marcos, con 10 amarillas y una roja directa, y Foliadoso, con 11 amarillas. El segundo equipo más amonestado de la competición es el Rápido de Bouzas, con 91 (80 A + 3 DA + 5 RD) y el que menos es el Fabril, con 46 (43 A + 1 DA + 1 RD). El At. Arteixo también ha estado presente en los dos partidos con más tarjetas de la Liga. El de la jornada 4, en Ponte dos Brozos, contra el Choco, y el de la 9, en la vecina Porta Santa, ante el Paiosaco. Padín Pita y García Rodríguez, respectivamente, mostraron 13 tarjetas.