El Bergantiños no levanta cabeza y suma una nueva derrota ante el Palencia Cristo Atlético

Foto: Despeje de Brenes el día de su debut | muchacalidad.com

Un gol del coruñés Adri Castro decidió el partido disputado en As Eiroas que supone la sexta derrota consecutiva del Bergantiños

 El Bergantiños sigue sin levantar cabeza y esta tarde volvió a caer derrotado en As Eiroas por 0-1 ante un buen Palencia Cristo Atlético. El equipo dirigido por Jose Durán sumó su sexta derrota consecutiva y continúa hundido en el pozo del descenso. El gol decisivo del choque lo anotó Adri Castro, que permite al club palentino asentarse cómodamente en media tabla y aumentar la distancia con el descenso.

Noventa minutos

 El primer equipo en golpear fue el Bergantiños que tuvo una buena opción en las botas de Uzal tras el pase de Garrido pero que evitó Guille. Los de Jose Durán seguían llevando el control del partido y Iago Beceiro se adentró en el área tras un espléndido pase de tacón de Josiño pero al delantero coruñés se le escapó el último control. La primera del equipo visitante fue muy clara y Adri Pérez, que regresaba hoy a As Eiroas, estrelló su disparo contra la cruceta. 

 El conjunto dirigido por Chuchi Jorqués apretó y Montes lo intentó con un disparo potente desde lejos que atrapó Álex Cobo. La última de la primera mitad la volvió a tener Adri Pérez, que probó un remate de espuela que se le fue por encima del larguero. En la reanudación estuvo a punto de adelantarse el Palencia pero el disparo de Arroyo, solo desde la frontal del área, tras el centro de Cobo se marchó muy cerca del poste.

 En la primera no, pero a la segunda fue la vencida y el Palencia se puso por delante. Diego robó la cartera a Josiño en una acción donde se pidió falta, Adri Pérez jugó en profundidad y Adri Castro puso el 0-1 con un disparo que se coló entre las piernas de Álex Cobo. Intentó reaccionar el Bergantiños pero ni Agulló ni Pacheco fueron capaces de batir a Guille en los momentos previos a la expulsión de Uzal, ya en el banquillo. Vivito pudo matar el partido en un contraataque pero se encontró con el portero local y Agulló acabó expulsado por doble amarilla en el descuento.