La derrota en Mérida hace que el Racing se vuelva a quedar en once

El Racing rompió su buena racha en el Romano Jose Fouto | AD Mérida

El Racing cierra en once su racha de partidos sin perder. Segunda temporada tras la reestructuación del tercer nivel del fútbol español y segunda vez en la que lo hace.

En la pasada campaña, tras la derrota casera contra la U.D. Logroñés y, posteriormente, otra en El Sardinero, el cuadro ferrolano, ubicado en la octava posición, comenzó una escalada de puestos gracias a esos once encuentros seguidos en los que cosechó ocho triunfos y tres empates. Empezó la racha con un empate en Badajoz (1-1) y acabó con la victoria en León por 0-2. El Zamora rompió la exitosa trayectoria con un categórico 1-3 en A Malata, pero el Racing ya se había anclado a la tercera plaza, que no abandonaría hasta el final de la temporada.

La actual fue de menos puntos. Tuvo siete triunfos y cuatro empates (dos puntos menos que la de la 2021/22), y una circunstancia curiosa. El equipo verde la había comenzado en posición de fase de ascenso, reforzada con el triunfo ante el San Sebastián de los Reyes (3-0), que fue contra quien empezó la serie. Sin embargo, los tres empates siguientes llevaron a los pupilos dirigidos por Cristóbal Parralo al sexto lugar. Solo estuvo fuera en la jornada 22, después de la igualada sin goles en León. El final de la racha, firmada con la derrota en Mérida, deja al Racing en la cuarta posición, con un partido menos que los tres que lo anteceden, manteniendo la posibilidad de adelantar al Deportivo, que además es su próximo rival en A Malata.