¿El Deportivo con el Racing como espejo?

Héber y Trilli pugnan por un balón en el ABANCA Riazor | @mijanphoto

El Deportivo viene atravesando en los últimos tiempos una de las peores épocas de su historia. A la crisis institucional que se vivió en el club coruñés y que terminó con una entidad financiera como propietaria del club con más del 75% de las acciones en su poder, se le suma una interminable crisis deportiva desde que el primer equipo descendiera de la segunda división del fútbol español a la extinta segunda b en la temporada 2019-20. En las últimas temporadas el club ha buscado retornar al fútbol profesional sin conseguirlo de momento.

La última víctima de tal escenario ha sido el entrenador Borja Jiménez , destituido la pasada semana en favor de su colega Oscar Cano que llega para arreglar una maquinaria atascada en este inicio de temporada con el equipo en la quinta posición a 7 puntos de sus vecinos del Racing de Ferrol, líder imbatido. Quizá ese sea el espejo donde se puedan mirar ahora los de Oscar Cano. De momento el granadino ha conseguido que el efecto Cano sirviera para derrotar por la mínima en Riazor a un Linares que circulaba segundo en la tabla y para que su equipo no se alejara todavía más de un objetivo que solo garantiza el primer puesto.

Dos ex deportivistas al mando de la nave ferrolana

Los vecinos y rivales ocupan de momento ese lugar de privilegio, el que da derecho a la gloria. Con un proyecto estable dirigido por un Cristóbal Parralo pleno de serenidad y oficio que, junto a su inseparable y también ex deportivista Javier Manjarin han encontrado en Ferrol la estabilidad que quizá no tuvieron en su paso por el Deportivo. El Racing está protagonizando un espectacular inicio liguero que bien quisieran para si los más de 20.000 fieles deportivistas que apoyan a su equipo en esta travesía por el desierto y que hace bien poco mostraban su descontento con la situación tras la derrota en Riazor ante el San Fernando (0-1).

Dos coruñeses rigen los designios del Racing de Ferrol

Por si esto fuera poco, en Ferrol, el propietario del club es el Grupo Élite Administración y Gestión que comanda un coruñés, Ignacio Rivera, CEO de Corporación Hijos de Rivera que aterrizó en A Malata en la temporada 2017-18 y que ha llevado al club ferrolano desde la tercera división hasta el liderato de la categoría de bronce del fútbol español, de momento.

Pero la paradoja más grande que pueden contemplar desde A Coruña si se ponen delante del espejo verde, es la de tener ya no a un ex-entrenador liderando el banquillo de sus vecinos, o a un coruñés como Rivera manejando el timón de los verdes, si no la de que Tino Fernández el que fuera su presidente de 2014 a 2019 se encuentre ahora formando parte del consejo de administración de uno de sus principales rivales en la lucha por el ascenso y trabaje codo con codo con Ignacio Rivera en devolver al Racing al fútbol profesional, mismo objetivo que persigue el club que preside Antonio Couceiro.

Cara a cara en diciembre

Si no ante el espejo, si cara a cara tendrá que mirar el Deportivo al Racing de Ferrol el próximo 11 de Diciembre en el ABANCA Riazor en la priemera cita de las dos que enfrentarán a coruñeses y ferrolanos esta temporada. El fútbol es caparichoso y la liga es muy larga; vamos a ver quien llega a la cita con mejor cara y quien habrá de mirarse en el espejo de quién al final de la temporada.